Fanáticos Del Hogar

Comparte y Descubre Cómo Mejorar Tu Hogar.

PARA GIORGINA COMO CONSTRUIR UNA PERGOLA (ESPERO TE SIRVA)

DISEÑO DE UNA PÉRGOLA
PASOS PARA CONSTRUIR UNA PÉRGOLA UNO MISMO. MATERIAL NECESARIO . GUIA DE CONSTRUCCIÓN Y TRUCOS DE BRICOLAGE
1. EVALUAR EL SITIO
Las pérgolas requieren de un suelo firme en el que anclar los postes. De no disponer de un suelo de obra o si se desea situarla en el jardín, habrá que colocar unas bases especiales para clavarlas en tierra con suficientes garantías de sujeción y siempre evitando que el poste toque el suelo. Recuerde que la madera se pudre en contacto con el suelo a no ser que esté tratada con un tratamiento 4, que normalmente se reserva para pavimentos de madera, y que incluso con este tratamiento es casi seguro que acabe estropeándose si se entierra una parte.
ALGUNOS TIPOS DE PIÉ DE POSTE


2. DISEÑAR LA FORMA
Si la pérgola está situada junto a una pared deberá plantearse si desea que se apoye en ella o si desea una pérgola convencional con todos los postes.

Si desea que apoye en la pared, le serán de gran utilidad unos anclajes estructurales llamados estribos que permiten su sujeción a la pared con garantías de sujeción y sin necesidad de empotrar la viga en la pared. Los hay de alas interiores o exteriores, lo cual es ya una cuestión de gustos, pero en todo caso la combinación de madera y acero es enormemente estética y sin duda la más segura. La ventaja de una pérgola apoyada es que queda totalmente integrada con la casa y se le puede dar inclinación a una sola agua. Además de quedar más diáfana y ser una opción lijeramente más económica al ahorrarse parte de los pilares.




ALGUNOS TIPOS DE ESTRIBO
Una vez decidida su ubicación y sistema de anclaje, deberá decidir la forma que quiere que tenga la pérgola. Lo primero que deberá plantearse es si quiere una pérgola de tronco redondo o de postes cuadrados. Para los postes redondos existen anclajes especiales y son muy fáciles de colocar.
La siguiente decición será si se prefiere una pérgola sencilla o doble. Si elige una pérgola doble la forma de colocación será la indicada en la ilustración de la izquierda.





Por último, y antes de empezar a construirla, habrá que elegir si se desea que todas o alguna las paredes de la pérgola estén cerradas. En cuyo caso se puede optar por un cerramiento de celosía, que se coloca con un herraje hecho a tal efecto, o por un cerramiento total que se puede realizar con un machihembrado muy sencillo de colocar gracias a unos pilares ranurados en los que se van encajando las tablas


Existen gran variedad de celosías. Varían en tamaño y en un mayor o menor cerramiento (menor tamaño del rombo) según se busque mayor grado de sombra o evitar ser visto desde el exterior. Se colocan simplemente atornillándolas al poste con una piza que existe para ese fin.


3. LAS UNIONES
Existen varias formas de unir los pilares a la vigas o las vigas a las viguetas. Una de ellas es encastrarlas. Ésta consiste es practicar a la viguetas una incisión que encaje perfectamente con las vigas o un corte en los pilares para unirlos con las vigas. Es posible comprar las piezas con estos cortes ya hechos y luego atornillar unas a otras, pero ésto tiene un serio inconveniente, que consite en que habrá que ajustarse a las medidas que vengan de fábrica y ya no será una pérgola diseñada a medida para el espacio que va a ocupar y con la forma que mejor se adapte al hueco en el que queremos situarla. Además las incisiones debilitarán la estructura.



Otra posibilidad es unir las piezas con anclajes como ángulos, placas perforadas, etc... Con esta opción, que es la que nosotros recomendamos, se puede elegir el grosor y el largo de los pilares y viguetas, la forma, el tamaño, el tipo de cubierta, la distancia entre pilares, etc... El único límite es la imaginación y además se trata de la opción más económica.



4. LA CUBIERTA

En la elección de la cubierta también hay una gran variedad de posibilidades. Se puede optar por dejar la pérgola sin ningún tipo de cubierta, en cuyo caso únicamente servirá como soporte para plantas trepadoras y como objeto extraordinariamente decorativo.



Si se opta por cerrar el techo se puede optar por hacerlo con brezo, que para colocarlo únicamente hay que desenrrollar y clavar. El brezo es un techo para pérgola que queda muy bien y que da una sombra muy agradable, pero que no protege de la lluvia.


Si lo que se desea es además proteger de la lluvia se puede colocar un friso machihembrado de madera de un grosor de 1cm ó 1’5 cm, que pasa por ser la opción más vistosa desde el interior. También se puede colocar un tablero, que será una alternativa más rápida, sencilla y económica. Recomendamos que se trate de un tablero OSB por su resistencia a la interperie o bien un tablero fenólico.


En cualquier caso, con cualquier opción que se elija de cubierta de madera, encima habrá que colocar algo que la proteja de la lluvia y el sol; como por ejemplo una teja asfáltica con protección cerámica, que simplemente hay que clavar sobre la cubierta con posiciones alternas para que parezca un tejado de pizarra y que se encuentra en varios colores (ver imagen de la izquierda), o una cubierta de falsa teja que se trata de unas planchas grandes de plástico con forma de tejas o, porque no, tejas o pizarra reales, que lógicamente tendrán el inconveniente de la dificultad de su colocación y del sobrepeso que habrá que tener en cuenta a la hora de diseñar la pérgola, o simplemente una tela asfáltica. En todo caso no olvide que con cualquiera de estas opciones habrá que dar a la cubierta de la pérgola una inclinación que variará en función del material seleccionado. Por ejemplo la teja asfáltica necesita un mínimo de un 20% de pendiente.


Pero si además se quiere que la pérgola tenga un aislamiento térmico porque se está pensando cerrarla con paredes y darle alguna utilidad como parte de la casa, existe una opción de cubierta igualmente sencillo que es el panel sandwich que consiste en un tablero fenólico en la parte superior, un bloque de polipropileno en la parte central y un acabado en la parte inferior que quedará a la vista y que se puede elegir entre una gran variedad de opciones. El panel sandwich, además de ser muy decorativo, es un magnífico aislante y tiene una gran resistencia que permite que el techo sea pisable.


5. LA CONSTRUCCIÓN

Llegados a este punto, y una vez conocidas todas las opciones de construcción, solo es cuestión de adecuarlas a cada caso concreto;

1. - Dibuje el diseño que desea realizar.

2.- No se olvide de tener en cuenta todas las medidas en el plano y número de piezas necesarias. Calcule los metros lineales que se necesitarán de cada pieza de madera (o metros cuadrados si se trata de tableros o superficies planas).

3.- Acuda a un centro en el que pueda adquirir todo el material (si lo compra todo de golpe ahorrará en transportes). Además, en un sitio especializado como el nuestro le podrán resolver las posibles dudas que vayan surgiendo, o asesoramiento sobre la elección más adecuada.

.- Y ....MANOS A LA OBRA!!!

Vistas: 10862

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Fanáticos Del Hogar para agregar comentarios!

Únete a Fanáticos Del Hogar

Comentario de Georgina Tapia el julio 14, 2010 a las 12:32pm
Muchas gracias por la respuesta.. voy a cotizar y les cuento como me fue :D

Miembros

Fotos

Cargando…
  • Agregar fotos
  • Ver todos

© 2014   Creada por Javier Yranzo.

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio